domingo, 11 de noviembre de 2012

EL AMOR DE MARÍA



 
Cuando la conocí era callada a tal extremo que debía adivinar sus pensamientos. Salíamos todos los días después del trabajo y trataba de agradarla en todas las formas posibles. Sacarla de sí misma sería uno de esos trabajos dignos de un psiquiatra o de esos amigos de la adolescencia que pervierten a los tímidos. Pero no sé si es que María era tímida o simplemente reservada, porque a la hora de contestar algo lo hacía crudamente sin medir la potencia corrosiva de sus frases. No obstante, sí, me enamoré porque necesitaba hacerlo de alguien, y no es que no busqué otros prospectos, si los encontré, el problema es que no estaba entre los prospectos de aquellos… Mis amigos se burlaban al verla callada mientras yo no paraba, como una especie de can que ladraba y ladraba a su amo para que lo sacara a pasear, y así trascurrió un buen tiempo. Salíamos del trabajo bajando por el boulevard, tomábamos café, íbamos al cine, devorábamos muchas clases de helados y tortas, pero nunca decía la frase que quería escuchar.
Un día salimos del trabajo muy tarde y le invité a tomar sólo un café. El boulevard estaba casi en tinieblas porque faltaban faroles, desolado como un desierto de concreto, había mucha basura y latas de cervezas. Pateé una accidentalmente y de la sombra emergieron dos siluetas. Eran dos tipos drogados con navajas que pasaban de una mano a otra:- dame la cartera chamo. María lanzó su cartera y yo la mía, pero ellos se interesaron en María de otra forma. La puse tras mío y me cuadré como boxeador, el más grande me atacó con la navaja pero logré quitársela, le di un puño por la mandíbula desencajándola, el otro logró cortarme un brazo pero lo desconecté con un rodillazo limpio en el tabique nasal, luego de eso, como que no tuvieron voluntad de seguir y desaparecieron en las mismas sombras. –Así pasa con los cobardes, le dije a María. Ella corrió y se prendió a mí con una fuerza que me hizo entender lo que quería entender desde que la conocí. Podría haber sido un evento desafortunado si todo hubiera seguido igual entre maría y yo, pero ella se tornó particularmente dulce metiendo los dedos de sus manos dentro de los míos, dándome besos casi a cada instante, unos besos cálidos y húmedos que interpretaba de la forma que lo interpretaría el mismo shekespierre, amor.
Si ustedes vieran cómo está María dirían que es otra María. Ahora habla más que yo, expresa muchas cosas y creo conocerla bien. Cuando nos reunimos con mis amigos lleva la delantera en muchos temas. Pero no le gusta que le lleven la contraria y quiere decidirlo todo, hasta el tipo de café que tomamos. “–Ya saben no comeremos carne hoy, sino ensalada con pedacitos pan.” Sagrada palabra, debemos pensar y comer lo que dice. El grupo ya le saca el cuerpo, no quieren que la traiga. Yo mismo me estoy obstinando con sus celos, me cela de las mujeres que pasan por la tele, de las autoras de los libros, de las profes de la universidad, de los personajes de mis cuentos, hasta de mis hermanas y de mi madre.
Quiere casarse conmigo y ya tiene todo preparado. Todo será de blanco como en las películas. Seleccionó los invitados, el servicio, la comida, los trajes, la ropa interior , los padrinos, las madrinas, el sacerdote, el carro, la luna de miel, la casa donde viviremos, los hijos que tendremos (una niña y un niño nada más), el trabajo que tendré (no le gusta que sea escritor, quiere que sea médico); tiene una lista de todo lo que debemos hacer cuando seamos abuelos, envejeceremos en una casa de campo, dice, y trataremos, no digo que sea posible, de que la muerte nos lleve al mismo tiempo.
 

LA MONA LISA o GIOCONDA

LA MONA LISA o GIOCONDA
Por: Leonardo da Vinci

PERROS JUGANDO POKER

PERROS JUGANDO POKER
Perros jugando al póquer es una serie de pinturas realizadas por Cassius Marcellus Coolidge. En total 16 obras que muestran a perros con actitudes humanas, de las cuales 9 las mostraban jugando al póquer. En las otras se mostraba a los perros fumando cigarro, bailando, jugando Baseball y declarando en la corte.

ROMEO Y JULIETA

ROMEO Y JULIETA
Español: Representación de la famosa escena del balcón de Romeo y Julieta. Pintura de 1884, por Frank Dicksee.

Autor

Mi foto
Creí que mis sentidos se habían agudizado: olía la pólvora de la bala que no había explotado, escuché cada órgano de mi cuerpo y la sangre fluir por la arteria impulsada por mi corazón. Pensé que la muerte estaba tan cerca que no podría distinguirla si venía. Y en realidad, no lo hice. Nunca pude saber si había muerto luego de ese día. Sólo sigo escuchando voces. Algunas conocidas, otras no. Algunas veces escucho gente que me rodea y llora. Se torna todo como una pesadilla. Me gustaría sentirlos cuando me tocan. Abrazarlos. Quisiera alentarlos. Decirles que siempre hay esperanza. Que tal vez un día yo salga de esta situación. Y me pueda mover y parar y caminar. Porque es terrible estar así. Como si muriera por gotas. Por gotas contadas por ese pitido interminable de la máquina. Es algo parecido a soñar despierto. Sólo que no puedes abrir los ojos. O aún más terrible. Como morir soñando. Y en ese caso, sería el primero que muere así. Extracto del cuento EN COMA.

ENTER-ARTE-TV (ON-LINE)

EnterArte TV Online - Chile
EnterArte TV Online - Chile
( Tu Portal de Canales Gratis de TV Online - www.TVgratis.TV )

HISTORIA DE LA LITERATURA UNIVERSAL

Entrevistas a premios Nobel

Loading...

HORA

NOTICIAS LITERARIAS

Loading...